EL REGRESO DEL MISTER



LUNES 11 DE JUNIO DE 2019.
Atlético Nacional confirmó el regreso de Juan Carlos Osorio como técnico del conjunto verdolaga y, con este nuevo proceso del risaraldense al mando, también vuelven los años de gloria del equipo paisa.Con Osorio al mando, entre 2012 y 2015, Nacional vivió una de sus mejores épocas al alcanzar varios títulos en Colombia y dejar una gran huella a nivel internacional, especialmente, en la Copa Sudamericana.

Desde que llegó a Nacional el 3 de mayo de 2012, Osorio le trajo triunfos al equipo de la capital antioqueña. En su primera final, la Superliga de aquel año, los verdes derrotaron al Junior de Barranquilla por un global de 6-1 y, de esta manera, el técnico de Santa Rosa de Cabal estrenó su palmarés con Nacional.

Sus grandes triunfos continuaron y este mismo año, Nacional volvió a gritar campeón en un certamen que no había podido ganar hasta ese entonces, la Copa Colombia. En aquella edición del torneo que reúne a los equipos de la A y la B del FPC, los verdolagas pasaron como primeros de su grupo, luego eliminaron a Independiente Santa Fe (octavos de final); Deportes Tolima (cuartos de final); Boyacá Chicó (semifinales) y en la final al Deportivo Pasto, luego de una apretada serie que terminó 2-0 en el marcador global.

Con estos resultados, Osorio demostró su capacidad para dirigir a un equipo de la talla de Atlético Nacional y al año siguiente lo puso en la cima del fútbol colombiano. En el 2013, el técnico logró llevar al conjunto verde a sumar otros tres títulos para su vitrina. Nacional ganó el Apertura y Clausura contra Santa Fe y el Deportivo Cali, respectivamente, y, además, derrotó a Millonarios, uno de sus más grandes rivales, en la final de la Copa Colombia. 

No conforme con esto, Nacional siguió de largo y de la mano del risaraldense volvió a sumar una estrella más a su escudo, al ganar el Apertura 2014 contra el Junior de Barranquilla. Con esto, Osorio superó lo hecho por Óscar Héctor Quintabani en el 2007, cuando el técnico argentino ganó ambos títulos de liga de ese año.

Con Osorio al mando, el equipo paisa no sólo dejó claro ser el mejor equipo de Colombia, sino también que a nivel internacional estaba listo para hacerle frente al resto de equipos de Sudamérica. Nacional llegó a la final de la Copa Sudamericana del 2014 y, aunque la perdió contra River Plate de Argentina, el equipo puso en alto al fútbol colombiano con su participación y una gran base para los triunfos venideros.

El regreso de Osorio al banco de Nacional llena de nuevas ilusiones a los hinchas del cuadro verde con levantar nuevos títulos y de salir de ese bache deportivo por el que atravesó la institución en la primera mitad del 2019. Fuente: marca.co


IMÀGENES DE SU PRIMER CICLO EN EL VERDE



LUIS HUMBERTO "EL TURRÓN" ÁLVAREZ




Por Saúl Velásquez  [josavere@une.net.co] 

Siendo presidente de Difútbol, comedidamente le solicité al Dr Gabriel Ochoa Uribe, un gran conocedor del fútbol mundial y con mayor razón, del colombiano, nos dictara una conferencia sobre fútbol para un curso de técnicos en la ciudad de Medellín; muy amablemente aceptó.
Me fui, en compañía de Ramiro Monsalve a recibirlo al aeropuerto de Rionegro y rápidamente empezamos a hablar de fútbol. Le pregunté: Dr. de todos los futbolistas colombianos, ¿cuál ha sido el mejor?  Sin vacilar me contesto: “Turrón Álvarez, fue un futbolista fuera de serie”.
En una crónica de Dn Carlos Serna (q.e.p.d.) lo ubica en un pedestal comparándolo con las grandes figuras que le tocó ver; en El Colombiano, después del famoso  7-2 del sábado nocturno, insinúan: “como para hacerle un monumento”; Hernán Peláez, en uno de sus libros, dice que nació fuera de tiempo y Fernando Patesnóster decía que si tuviera con qué, lo compraría para verlo jugar en el patio de su casa. Rodrigo Fonnegra decía que descuadraba una defensa con la sola mirada.
Los profesionales de la época lo tienen como su estandarte y gran figura de Colombia; sin complejos, con mucha calidad,
manejo de ambas piernas; buen cabeceador; gran dominio de balón; temperamento y mentalidad de ganador; fuerte y habilidoso; con gran facilidad cambiaba de juego corto a largo, con una elegancia muy “suya” y ante todo, asumía el liderazgo en la cancha y fuera de ella.
Tuve la fortuna de empezar a jugar bajo su dirección en el Millonarios de la categoría infantil, patrocinado por el club capitalino dirigido por el Dr Ochoa y luego me llevó al Vicuña-DIM hasta llegar a las reservas del equipo profesional y jugar un torneo de Dimayor, aprendiendo a conocerlo y comprenderlo. Mal genio si, pero qué calidad de persona!
Creyente y respetuoso de Dios; enseñaba con alegría, amplio, claro, concreto, directo, altivo, presentación impecable, estricto, cumplidor, buen amigo y consejero. Muchas de esas cosas aprendí del gran maestro.
Estando ya retirado del fútbol y con la rodilla lesionada, jugaba con nosotros en los entrenamientos y se sobraba, con una sola pierna. Qué figura! 
FUENTE: Por Saúl Velásquez -  josavere@une.net.co en Cápsulas de fútbol.

Las ‘Natilleras’
En 1958, debido a crisis económicas algunos jugadores del Atlético Nacional, liderados por ‘Turrón’ Álvarez y por Ricardo Ruiz, idearon una forma de alquilar la ficha del equipo ante la Dimayor. Se asociaron en forma de las denominadas ‘natilleras’, práctica común en los barrios de Antioquia que consiste en un grupo de personas que aportan dinero con el fin de lograr un objetivo común. Por medio de la natillera, los jugadores recibirían el dinero de las taquillas, de allí pagaban los gastos del equipo y el alquiler de la ficha, y se repartían lo –poco– que quedaba. FUENTE: revista del Atlético Nacional.



CON LA SELECCIÓN COLOMBIA


_______________

Con José Saule

Con Sachi, Hernán Pelaez y Hugo Gallego