OSCAR “EL COCO” ROSSI (1930-2012).

Julio 27 de 2010.

Fuente: Roberto Uribe, en http://www.ecbloguer.com/capsulas/?p=29897

El 27 de Julio de 1930 nacía en Buenos Aires, en el popular y querido barrio de Parque Patricios, calle Colonia esquina con Patagones, un grande del fútbol como lo es Oscar Pablo “Coco” Rossi, al que el máximo referente de la crónica deportiva de ese país, como lo fuera Dante Panzeri, lo consideraba uno de los mas grandes talentos del viejo y querido fútbol argentino.
Su infancia transcurre en el bajo Flores, donde había dos equipos: Sol de Mayo y Piñeyro en los cuales juega de forma alternada, antes de iniciarse en la quinta división del Club Atlético Huracán en 1.945 y va ascendiendo hasta su soñado debut en primera división el 1 de Octubre de 1.950 en un partido contra Quilmes. Sigue en este equipo hasta el final de la temporada 1953, se va prestado a Racing Club en 1954, regresa a Huracán en 1955 y juega en este hasta finales de 1963, ya convertido en uno de los más grandes ídolos de su rica historia. En 1960 es transferido a San Lorenzo de Almagro, el archirrival de Huracán, en el cual juega hasta finales de 1964. No obstante esto, y de convertirse también en ídolo de San Lorenzo, sus grandes calidades humanas y futbolísticas le permiten seguir siendo respetado y querido por la hinchada de Huracán, su equipo del alma.
El mas grato recuerdo del paso suyo por Huracán fue haber reemplazado a uno de los más grandes jugadores de la historia de este club como lo fue Norberto “Tucho” Méndez. De San Lorenzo lo es, que al estar jugando allí, lo convocaran a la Selección Argentina y estar presente en el Mundial de Chile 1962, aunque ya había debutado con la camiseta argentina en 1958 en un amistoso contra Bolivia.En 1960 en cancha de River Plate, juega con Argentina un amistoso contra España, donde jugó el maestro Alfredo Di Stéfano y “Coco” tiene una actuación sobresaliente. Ganó Argentina 2-0 con goles de José “El Nené” Sanfilippo.
En el Mundial de Chile 1962, Argentina gana su primer partido contra Bulgaria 1-0, con gol de Héctor Facundo (puntero derecho de San Lorenzo recientemente fallecido) a pase de “Coco”. Luego se lesiona y no puede jugar mas, siendo reemplazado por Antonio Ubaldo Rattín.
En 1965, mas concretamente en marzo, llega al Atlético Nacional, de Medellín, para convertirse en uno de los grandes de su historia y se encuentra con compatriotas suyos como Juan Carlos Biagiolli, que llegó de Rosario Central, con Osvaldo Sierra que venía de San Lorenzo y con Eduardo Balassanián. Ese año Nacional sale subcampeón detrás del Cali. La intención de “Coco” es regresar a Nacional para 1966, pero el hecho de estar su esposa embarazada de su hijo Pablo Fabián y el temor de ella de dar a luz en Buenos Aires sin la presencia de él, lo hacen renunciar a la renovación de su contrato. Finalmente su hijo nace el 7 de febrero de 1966, recibe una oferta de Sporting Cristal de Perú en el cual juega hasta final de temporada, cuando sale rápidamente hacia Buenos Aires con su familia, aterrorizado por un terremoto.Me decía que nunca olvidará el gol olímpico que le hizo al Quindío en la portería sur del Atanasio. Termina su carrera en Almagro, un club de Primera B de Argentina, en razón de la amistad con su entrenador de entonces.Su más grande ídolo del fútbol fue Don Adolfo Pedernera. Después, muchos otros, entre los que destaca a Pelé, Miguel Ángel Brindisi, Ricardo Enrique Bochini, José Nazionale, Enzo Francescolli, Héctor “Bambino” Veira, Diego Maradona, José Francisco Sanfilippo, Omar Higinio García, Omar Orestes Corbata y Alberto “Toscano” Rendo.
Hay una anécdota del Mundial de 1962 y es que Juan Carlos Lorenzo le daba indicaciones en cuanto a su forma de jugar, pidiéndole que la modificara, que tocara de primera y no gambeteara. “Coco” le dice: “Lorenzo ponga a otro, están Abeledo o Pando”. Finalmente el técnico se decide por “Coco” para jugar contra Bulgaria.Ya retirado realiza su curso de técnico, trabajo como ayudante de campo de Don Adolfo Pedernera y Carmelo Faraone en Huracán, más adelante dirigió Platense, Argentinos Juniors junto a José Varacka y por último a San Miguel, un club del ascenso, con Sanfilippo como jugador.
“Coco” es el menor de tres hermanos, los otros dos fallecidos. Estuvo casado con Elisa Beatriz Cazes, fallecida el 23 de diciembre de 1993 a los 62 años, de un coma diabético. Su hijo menor Pablo Fabián le dio dos hermosas nietas: Mariana Florencia, de 17 años y Paula Beatriz, de 14. El año pasado, mas concretamente el 16 de junio de 2009, la vida le dio uno de sus mas duros golpes: la muerte de su hijo mayor Ricardo, de 53 años, como consecuencia de infarto masivo del miocardio. El 20 de marzo de este año, día en que lo visité en su negocio, me dijo con enorme tristeza que lamentablemente era otra víctima más del cigarrillo.
Desde el año de 1972, está al frente de su agencia de Lotería Nacional , apuestas hípicas y el equivalente de la que acá llamamos “chance”, en la calle Almafuerte, de su siempre amado barrio de Parque Patricios, en la “Reina del Plata”, Buenos Aires, lugar donde a diario lo visitan sus amigos y donde los hinchas de Huracán y San Lorenzo se juntan en completa camaradería, gracias a él.Agradezco a “Coco” el haberme recibido y haber compartido conmigo su valioso archivo personal, a Pablo Fabián su invaluable colaboración para esta nota y a Joaquín Andrés Parra, publicista colombiano, actualmente especializándose en fotografía en Buenos Aires, la toma de las fotos. Quienes quieran felicitar a “Coco” pueden hacerlo a pablofabianrossi@hotmail.com, su hijo.

Fuente: Roberto Uribe, en http://www.ecbloguer.com/capsulas/?p=29897


A CONTINUACIÓN COMPARTO ALGUNAS IMÀGENES DE MI ARCHIVO, VARIAS TOMADAS DE INTERNET Y OTRAS CEDIDAS POR SU HIJO PABLO FABIAN, AUGUSTO MUÑOZ Y DON ROBERTO URIBE, EL REDACTOR DE LA NOTA ANTERIOR:

SEPTIEMBRE 5 DE 2012.
El Coco falleció este 5 de septiembre a las 11:30 de la noche. Por la mañana sufrió una des compensación cardíaca producto de una arritmia que le estaba siendo tratada. Por la noche se volvió a sentir mal y mientras llegaba la ambulancia se quedó dormido y falleció rodeado de su hijo Pablo Fabián y de sus lindas nietas que adoraba.
Su funeral será este viernes y luego de la posterior cremación sus cenizas reposarán junto a las de su esposa en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, en su querido barrio de Nueva Pompeya. Adiós “Manija”. ( Roberto Uribe [roures1@une.net.co] ). Fuente: Capsulas de Carreño.



  "En BDR los ìdolos no se olvidan"