EL Dr HERNÁN BOTERO MORENO (1933-2016), UN GRANDE EN LA HISTORIA DE ATLÉTICO NACIONAL.

El Dr Hernán Botero con "El Alemán" Moncada, Gilberto Osorio, Jairo Grisales, "Barrabás" Gómez, Luis Fernando Suarez, "La Rata" Restrepo, Sachi Escobar, entre otros.

El más grande Dirigente que ha tenido Nacional en toda su historia. No puedo precisar la fecha exacta de su llegada a la presidencia pero recuerdo que desde mediados de los años 60 ya se hablaba de la familia Botero Moreno y de Nacional – Sulfácidos, equipo de la empresa familiar en la rama aficionada.

Solo sé que en 1970 el Doctor Hernán se puso al frente y que su primer proyecto fracasó. Con Bernardo Cunda Valencia como referente armó un equipo dirigido por Francisco El Cobo Zuluaga con jugadores como Jorge Hugo Fernández, Hernán Carlos Ramírez, Oscar Tomás López, Rubén Cantera, Nelson Silva Pacheco, Juan Carlos Lallana y los criollos que sobrevivieron a la pesadilla Santos Cristo. Ese año fuimos coleros.

Botero no se amedrentó. Más bien organizó una temporada internacional con Ferencvaros de Hungría, Benfica de Portugal y Botafogo de Brasil. Contrató a José Curti como entrenador y trajo tres extranjeros: Raúl Navarro de Huracán, sólo para la temporada, a Oscar Cálics de San Lorenzo , mundialista 1966 y a Tito Manuel Gómez de Huracán, a Leonidas Hurtado del Bucaramanga, y a Javier Tamayo, Hugo Gallego y Jairo Mora del desmantelado DIM que se fue a jugar a Barrancabermeja como Oronegro. La temporada fue triunfal con triunfos sobre Benfica y Ferencvaros y un empate ante Botafogo. Luego Navarro regresó a Huracán.

Tras de la cuarta fecha comienza La Historia. Regresó Navarro y Nacional empezó su cabalgata triunfal de un invicto de 18 fechas quebrado por Junior pero con coronado con un triunfo en el Torneo Apertura ante el Cúcuta Deportivo, gol de La Chancha en el arco sur. Y Nacional se hizo grande para siempre.
Ya había un grande más en el panorama para competir con Millos y Santafé y Con el Deportivo Cali que había dominado la plaza desde 1965. Y desde este momento la lucha fue cerrada. La llegada de Víctor Campaz, Hugo Horacio Lóndero y de Eduardo Retat nos puso en un punto muy alto: Estrella, la segunda  en 1973 con Navarro, Moncada, Maturana, Campaz y Ortiz; Retat, Tito y La Chancha; Santa, Lóndero y Campaz, dirigidos por César López Fretes. 1974 fue un año de transición con subcampeonato y Libertadores y 1975 fue el fin de una generación. Triunfo en Brasil ante Cruzeiro 3 a 2, primera victoria colombiana en Brasil seguida de una crisis interna grave.

Pero el Doctor Botero era visionario y audaz. Osvaldo Juan Zubeldía fue el elegido. Campeón argentino y tres veces campeón de La Copa Libertadores de América con un equipo chico como Estudiantes de La Plata, además de campeón con San Lorenzo en 1974, cuasi técnico de Argentina en el mundial de Inglaterra de 1966 (lo desmontaron en último momento para subir al Toto Lorenzo) llegó a Medellín para El Finalización de 1976 y casi sin entrenar tuvo un equipo a punto con Jorge Olmedo, Eduardo Vilerete y Ramón César Bóveda como refuerzos y la base de Navarro, Moncada, el Zurdo López, El Comanche Salgado, Jorge Peláez y El Chumi Castañeda. Campeones en Manizales 2-0 al Cristal con Goles de Ortiz y Vilarete.

El destacado del Caldas fue Osvaldo Marcial Palavecino como en todo el torneo. Zubeldía lo pidió ante el obligado retorno de Vilarete al Bucaramanga. Nacional se desmanteló. Salieron Retat y El Zurdo por lesiones pedo surgió el Kinder de Zubeldía con Hernán Darío Herrera y Pedro Sarmiento como pioneros. Llegaron Alejandro Estanislao Semenewics y Mario Mendoza de Independiente y lo que faltara lo surtió El Cosmos de Don Pedro Pablo Álvarez, diga Usted Norberto Peluffo, Jorge Porras y Víctor Luna. Fueron años de consolidación del Kínder.

Llegó el rearme y con fuerza en 1979. El Doctor Hernán Botero Moreno tuvo la audacia y la genialidad de contratar a dos inmensos del fútbol, César Cueto y Guillermo Larrosa, peruanos de brillante campaña en Argentina 1978. Fue un golpe de mano, de muñeca y mental. Un proceso que dio frutos en 1981 con nuestra cuarta estrella. Pero el camino fue duro pues fue un año de eliminatorias que nos sustrajo a los peruanos, a Luna, Porras, Sarmiento, Peluffo, Herrera y Vilarete (que había retornado). Sin embargo, Zubeldía confió en sus canteranos Gabriel Jaime Castañeda, Carlos Maya, John Jairo López, Hanz Wagner, Polo Mondragón, Carlos Ricaurte, Barrabás Gómez, Pedro Juan Ibargüen, quienes con Carrabs, Luis Fernando López, Héctor Dragonetti y pocos más lograron la cuarta Estrella.

1982 se inicia con un golpe mortal. El 17 de enero de 1982 cuando se aprestaba a iniciar un nuevo año que prometía grandes cosas como La Copa Libertadores, y un torneo triunfal, El Maestro muere víctima de un infarto fulminante y tanto Nacional como sus hinchas entramos en Shock, del que nos demoramos muchos años para reponernos.

El Doctor Hernán Botero creo que estaba tan deprimido como todos y se fue alejando paulatinamente de la dirección del Club y al golpe de la muerte del Maestro se sumó la cobardía del gobierno de Belisario Betancur que ante el asesinato del Doctor Rodrigo Lara Bonilla expidió una absurda ley de extradición sumaria, como pudiera darse en la más cruel de las dictaduras y su chivo expiatorio perfecto fue nuestro admirado y apreciado Doctor Hernán Botero Moreno.

En el 2002 regresó a Colombia, libre, pero la soberbia de los actuales dueños del Atlético Nacional nunca tuvo la altura ni la dignidad de reconocerle sus méritos. Nunca se le ofreció un desagravio. Sólo los hinchas que peinamos canas tenemos en nuestro íntimo patrimonio afectivo al Doctor Hernán Botero Moreno como el más grande directivo en la historia del Amado Equipo, El Club Atlético Nacional.

Doctor Hernán Botero Moreno, nunca lo olvidaremos.

Fuente: Miguel Robledo Restrepo en Capsulas de Carreño.



EL Dr HERNÁN BOTERO MORENO EN IMÁGENES:


El Dr Moreno con Vilarete, "La Gallina" Calle, Héctor "Palito" Candau, Jorge Porras, entre otros.

Con Jorge Eliecer Campuzano.